04 diciembre 2006

NAVIDAD



Se acerca la Navidad, y como cada año hemos de prepararnos para todas las costumbres típicas de esta época del año. Algunas agradables, como ver a familiares que hace tiempo que no ves, otras insoportables, aguantar el soniquete del tono de los móviles, que cambia la gente del actual éxito, Let me out por ejemplo, a Last Christmas, Jingle Bell Rock, o peor aun, Raphael con su tamborilero.

Otros de los tópicos navideños son los cambios de la programación de las cadenas, todas edulcoran sus programas de tertulias y variantes hasta extremos cercanos a un ataque de diabetes. Vale, cierto, cuando uno era niños esas cosas le gustaban, poder ver películas de Parchis, de Zipi y Zape o de los Hombres G un miércoles por la mañana era hasta divertido, pero ahora prefiero verlas de noche, algunas ayudan a dormir. Pero claro, también están las típicas películas de la fecha. Las dos de solo en casa, Los Gremlins, Vaya Santa Claus, La jungla de cristal 1 y 2, Los fantasmas atacan al jefe, Que vello es vivir ( como no) etcétera…

Por supuesto en cada Navidad no puede faltar El Corte Ingles, las luces de las calles, los retrasos de los autobuses, la aglomeración de estos por las noches, la imposibilidad de coger un taxi de noche, la subida de precios de estos, sus suplementos especiales los días 24 y 31 de diciembre ( adorables ) el pavo, el champán, el arbolito, el belén, los regalos… Y como no, el Gordo de Navidad, el discurso del Rey, el descanso de la Liga de Fútbol, el torneo de Navidad de Baloncesto, los partidos de fútbol entre selecciones autonómicas, las doce uvas, la puerta del sol, la capa de Ramón García, el programa especial fin de año de Jose Luís Moreno, los refritos de zapping en todas las cadenas en la noche de año nuevo, serpentinas, el sorteo del niño…

Se acerca la Navidad, como cada año, comeremos, beberemos como cada año, y pasado el día de reyes volveremos a nuestra rutina habitual.
Se acerca la Navidad, se acercan los tópicos, se acerca, se acerca….

Los niños de hoy en día ya no tienen respeto por las instituciones de antaño
Publicar un comentario