14 marzo 2008

RESUMIENDO



En los últimos días me esta visitando una persona que atiene a nombre de Elisa, lo cual le agradezco e insto a que siga haciendo, pero la verdad sea dicha, esta equivocada con mi identidad, pues yo no me llamo Antonio.
Al parecer me confunde con alguien que llevaba una página Web sobre Joaquín Sabina, dios para los enemigos (aquí pueden ustedes introducir el nombre que deseen, desde Alfonso Ussia hasta Jose Maria Aznar -- el de la melena al viento -- pasando por “el Fede “ -- ver la anterior entrada --), llamada http://www.flaquillos.com/, y en la cual firmaba sus comentarios como, también es casualidad, EL INTERNO 16.

Supongo que ambos dos somos auténticos fans de Joaquín Sabina, y que ambos sacamos nuestro NICK del mismo sitio, de la canción que da nombre a este BLOG, A la sombra de un león. Por lo visto no somos los únicos, hay más gente por ahí que se identifica con Sabina y con esta canción, de echo no pude coger la url que hubiera querido, alasombradeunleon.blogspot.com, por estar ya usada, -- por eso me decidí por otra hermosa canción del flaco, “Si amanece por fin” -- y mi espacio de msn, interno16.spaces.live.com tiene un hermano que es elinterno16.spaces.live.com al otro lado del charco, y seguramente existan más por ahí que se asemejen y tengan en común el nexo de un unión de esta hermosa canción. Esta claro que Joaquín Sabina une, que mueve masas -- y sentimientos -- en todas partes, que tiene una legión de seguidores natos y fieles, y que muchos de ellos, como yo, nos identificamos con muchas de sus canciones -- yo especialmente con “A la sombra de un león” y con “Tan joven y tan viejo” -- hasta puntos insospechados.
Bueno, a Elisa la invito a seguir visitándome siempre que quiera, aunque yo no sea la persona que ella piensa que soy, pues todo visitante será siempre bien venido, y nadie será censurado aunque profiera insultos hacia mi o mis seres queridos -- ya ha ocurrido y si no lo saben lean la entrada 4 AÑOS MAS -- pues no es mi forma de ser.


Y desde mi celda de Ciempozuelos, donde me devolvieron tras intentar bailar un vals con la diosa Cibeles y dormir acurrucado con ella a la sombra de uno de sus leones, insto a todo el que quiera pasarse por aquí a quedarse el tiempo que sea, mientras trato de hacerme un nuevo capirote de papel, y volver a disfrazarme de enfermero para escaparme y reunirme con mi diosa otra vez.
Besos a tod@s, y venir siempre que querais, os recibiré con los brazos abiertos.
Publicar un comentario