23 junio 2010

SABINA



Bien, no me lo creo, aquí estoy por segundo día consecutivo tras meses sin aparecer por aquí, y es que Joaquin puede con todo.
Una vez más, ya van tres en las Ventas y seis en total para mi, el de Ubeda nos ha regalado un espectáculo soberbio y sublime, dándolo todo, emocionando y divirtiendo al respetable, en el que sigue demostrando que sigue siendo Sabina.
Sabina nos volvió a deleitar con su genio y figura, con su humor sano y cínico, y nos entristeció al decir que "posiblemente,casi seguro,seria su último paseillo en las Ventas", aunque luego Panchito enarbolara la bandera de la esperanza al decir "ni nosotros (el grupo) ni vosotros (el público) vamos a permitir que esta sea la última vez aquí". En los bises, Antonio García de Diego volvió a comentar sobre lo mismo, diciendo que mientras el salia a tocar, Sabina que quedaba entre bambalinas "pensando si si o si no volver a las ventas" Ojala que sí.

Se ha vuelto a demostrar también que Panchito sigue siendo Panchito, y sigue sabiendo ser la segunda cara del single que es Sabina, así como se sigue demostrando que sin Antonio Garcia de Diego y su forma comedida de llevar el segundo plano sigue siendo siempre lo mejor de cada concierto cuando se recrea en sus solos al piano y guitarra con temas como "Amor se llama el juego", tal y com hizo ayer, o como hizo otras veces con "A la orilla de la chimenea".
Y se ha demostrado que, al menos yo, no se echa de menos a Olga Román, ya que la nueva "pareja" de Sabina, además de poseer un mayor encanto personal que Olga, posee una espectacular voz y unas tablas sobre el escenario que ya quisieran para si muchos artistas. La cantante, andaluza como Joaquín, aunque este sea un andaluz de Madrid, demostró su potencial y su voz, sobretodo, en la intro a Y sin embargo, donde a buen seguro, a mi sí, puso los pelos de punta a más de uno, y aguantó, y rió, con buen humor los chistes de Sabina sobre ella durante la canción "La magdalena", haciendo referencia a "lo bien que hacia de puta sobre el escenario". Una vez más, genial Sabina llevando al extremo su humor y sus comentarios entre (y a mitad de) canción y canción.

Del artículo, por llamarlo así, de prensa del periodista, por llamarlo también así, del País, mejor ni hablar. Vuelve a ser el mismo elemento que maltrató a Sabina en el concierto del Palacio, y me pregunto yo si realmente estuvo en ambos, o si es un enemigo de Sabina o le paga alguien que desea el mal a Joaquin, como cierta persona que aun no tiene claro como me llamo y que de vez en cuando aparece por aquí a hacer comentarios inocuos y estúpidos.

Una vez más, Joaquin, gracias, y nos vemos en la próxima cita en Madrid, sea donde sea.

Publicar un comentario